5 métodos para encoger unos jeans

Apunta estos cinco métodos para encoger unos jeans y ajustarlos a la perfección a tus piernas

A todas nos ha pasado alguna vez: compramos unos jeans en nuestra tienda de referencia y, ups!, nos quedan grandes. Si eres de las que te da pereza volver a la tienda para devolverlo o, simplemente, prefieres hacerlo por ti misma, apunta estos métodos para encoger unos jeans.

Antes de todo, has de saber que el truco de todo el proceso está en el calor: cuanto más calor apliques, más encogerá el vaquero, así que si solo quieres reducir una talla, no te pases dándole calor 🙂

1.- En la lavadora: es lo más fácil. Siempre podemos tener una lavadora a mano. Mete el vaquero y ponle el programa con la mayor temperatura que puedas. Normalmente te deja hasta 90º. Procura meter un detergente especial para que la tela no pierda el color.

2.- En la secadora: después de sacarlo de la lavadora, mételo en una secadora, también al máximo de temperatura. De este modo, las fibras que componen el tejido se contraen y, por tanto, los vaqueros se reducen de tamaño.

3.- Con la plancha: como ves, el calor es fundamental para el proceso de encogimiento. Puedes provocarlo también con una plancha, mojando el pantalón entero o la zona que quieres que se encoja y aplicándole todo el calor de la plancha (ojo con el máximo de temperatura que admita tu pantalón).

4.- En la bañera: sin duda, la mejor opción para que los vaqueros adquieran la forma que mejor se ajuste a ti. Póntelos, llena la bañera de agua muy caliente y métete con ellos dentro. Permanece hasta que se empiece a enfriar el agua y, cuando salgas, si puedes, ponte al sol para que se sequen (y tú también, claro).

5.- A remojo: ¿nunca has cocinado unos pantalones vaqueros? Esta puede ser tu oportunidad. Pon agua a hervir y cuando alcance el punto máximo de ebullición mete los pantalones vaqueros, remuévelos, como si estuvieras haciendo espagueti y después déjalos secar al sol. Y voilá, tus pantalones habrán encogido.

Posts relacionados