Body-manía

Abogando por la comodidad y por la vuelta de los 50, el body se corona como la prenda de la temporada.

Como sucede con todas las tendencias, las famosas son las encargadas de empezar a llevarlas y popularizarlas entre el resto de los mortales. Por eso este año tenemos que darle las gracias a Emily Ratajkowski o a la conocídisima Gigi Hadid por haber traído de vuelta el body. Esa prenda que en un principio parecía incómoda y que, ahora, no puedes dejar de llevar puesta.

Esta fiebre, al igual que otras muchas, será de esas que viene y se va. Aunque esta vez podríamos decir que hemos abierto el baúl de los recuerdos, porque los bodies tuvieron su momento en los años cincuenta. Sí, aunque parezca que por aquella época sólo se veían faldas de corte midi y con volumen, mujeres con el pelo tipo ondas al agua y camisas con escote en V abotonadas, había un grupo de chicas más jóvenes con melenas sueltas hasta los hombros y mucho más alocadas. Se vestían con ropa holgada e informal y utilizaban el body con absolutamente todo: jeans altos, pantalones Capri, bermudas, faldas cortas…

Ahora vuelven para quedarse y es que, resulta casi imposible salir de compras y no encontrar uno o dos modelos en cada tienda de esta prenda. Los verás de todo tipo, con cuello halter y espalda al descubierto, con escotes interminables y de manga larga con terminación en puño, lisos, estampados, de punto o de seda. Cualquiera de sus variaciones está permitida, eso sí, hay que tener un par de cosas en cuenta al utilizarlos:

La primera es que, si vamos a ponernos un pantalón de corte momfit, tenemos que asegurarnos de que no se marque el body y de llevar un buen cinturón. La segunda, si eres una mujer práctica, acuérdate de buscarlo con clicks inferiores o botones para que no te resulte incómodo ir al baño, porque son tremendamente difíciles de quitar y puede que acabes odiando esta prenda. Pero como eso queda prohibido esta temporada, ¡encuentra tu body perfecto y a la calle!

Posts relacionados