La invasión del tweed

Las reglas están para romperlas, por eso te proponemos llevar tweed en verano.

Hace tiempo que el mundo de la moda no atiende a ningún tipo de norma y el mejor ejemplo de todos es que llevar tweed en verano está completamente permitido. Otra cuestión es si te atreverás a hacerlo.

Si pensamos en este tejido, lo más probable es que la primera imagen que nos venga a la cabeza sea la de Coco Chanel con su mítica chaqueta a juego con la falda. ¿Los colores? Blanco y negro, y por supuesto, un collar de perlas y un sombrero rematando su look. Y es que ya lo dijo Karl Lagerfeld, actual director creativo de la casa francesa, “En la moda hay cosas que nunca pasan de moda: los jeans, la camisa blanca y la chaqueta de Chanel”. Es por este motivo que cada año, cuando se acerca el final del verano y el principio del otoño, la chaqueta tweed está presente en casi todas las colecciones de las firmas más conocidas.

Sin embargo, y pese a que el tiempo pasa y las modas cambian, los modelos de las piezas fabricadas con este tejido, tienen una estética semejante: cortes rectos, más o menos entallados al cuerpo femenino, con o sin bolsillos… Todavía no hemos visto nada que no nos recuerde a esa Gabrielle de los años 20 que quiso revolucionar el mundo con sus ideas. Y si tras cientos de giros, esta prenda se mantiene en el top 10 de los imprescindibles como fondo de armario, es porque puedes utilizarla tanto con vaqueros y camiseta marinera, como con un traje largo cortado al bies de brillantina. ¡Da igual si corre un viento huracanado o simplemente una ligera brisa de verano! ¡Deja que el tweed invada tus looks!

Posts relacionados