Peinados de verano

Con el calor el pelo suelto no es una opción, por eso queremos dejarte algunas ideas para que te recojas el cabello y vayas a la última.

¿Cómo ir bien peinada sin morir en el intento? Muy fácil, te dejamos las claves para hacerte los peinados que más triunfan este verano, pero primero un consejo de belleza para evitar ese encrespamiento típico de los días de playa y piscina: cuando te laves la cabeza utiliza crema suavizante durante cinco minutos antes de enjabonarte el pelo. ¡Los resultados son increíbles!

Como sabrás, el pelo suelto no es el mejor aliado del calor, de hecho, es casi imposible llevar el pelo perfecto en verano. Por eso queremos ponértelo fácil y rescatamos algunos peinados sencillos y muy prácticos que harán que no tardes más de 10 minutos en estar lista para salir a la calle.

1. Moño alto y deshecho: la clave para hacernos este peinado es olvidar el espejo. Nada de estar mirando si tenemos un bollo o si se nos salen unos pelillos del recogido. Coge una goma y algunas horquillas, y sin mirar ¡al ataque! Este peinado es perfecto para todas aquellas que tienen unas facciones más redondeadas.

2. Nudo bajo: sí, si tienes el pelo liso, esta es una de las mejores opciones. Tal y como harías un nudo con tus cordones, utiliza esa táctica con tu pelo y sírvete de algunas horquillas para mantenerlo más tiempo. Este efecto effortless es genial en verano.

3. Boxer braids: se pusieron de moda hace meses, pero siguen siendo una de las tendencias beauty más punteras. No hemos dejado de verlas y es que favorecen a cualquier rostro. Quizá sean un poco más costosas de hacer, pero te dejamos un truquito para que sea mucho más sencillo: háztelas al salir de la ducha con el pelo húmedo, así tu pelo será más manejable.

4. Coletas con burbujas: si estabas cansada de la típica coleta, ahora no podrás resistirte a probar con esta variante. Haz tu coleta normal y después, con más gomas más pequeñas, ve haciendo divisiones. ¡Perfecto para melenas largas!

5. Recogido messy-hair: el truco está en hacer lo mismo que con el moño alto y deshecho, nada de espejos. Recoge la parte superior de tu cabello, dejando sueltos unos mechones por debajo y haz una especie de nido en la parte superior de tu cabeza. Es la misma técnica que para hacerte dos cocos, pero de forma individual.

Posts relacionados