Pompones everywhere

La fiebre de los pompones se ha extendido como una plaga en cuestión de meses.

La fiebre de los pompones se ha extendido como una plaga en cuestión de meses. Lo primero que pudimos ver fueron las famosas sandalias estilo gladiador de Dolce & Gabbana, que a los pocos días fueron imitadas por marcas como Gioseppo o Zara, y que todas las influencers empezaron a llevar.

Después estas pequeñas bolitas fueron subiendo desde nuestros pies para situarse en otras partes de nuestro cuerpo y de nuestra ropa. Los bajos de los pantalones han sido invadidos, las mangas de las camisas, los capazos de playa e incluso las carcasas para el móvil.

Se han convertido en el adorno fetiche de la temporada, aunque realmente esta “pompón-manía” comenzó en 2015. Sin embargo, gracias a su aparición en diferentes desfiles esta temporada SS/17, como el de Gucci o Dolce & Gabbana, sabemos que ha llegado para quedarse. Esta tendencia va mucho más allá del calzado, ya que pueden cubrir un vestido entero, combinado con colores estridentes y espejitos, creando un estilo hippy-chic que funciona a la perfección. ¡Pompones everywhere!

Puedes lucir los pompones en la calle o durante tus vacaciones en una playa paradisiaca y nunca fallan. Si llevas un bolso de rafia adornado con cientos de ellos y una falda larga, triunfarás. Si llevas unos vaqueros desflecados y una camiseta con ribete de pompones, triunfarás. Da igual cómo sea la combinación que hagas, simplemente apuesta por ellos.

Posts relacionados