Zapatillas deportivas para ir fancy a trabajar

Llevar zapatillas deportivas ya no solo para el gimnasio, ahora también para ir a trabajar.

En cuestiones de moda no hay nada escrito. Este año, por ejemplo, estamos viendo cómo los diseñadores han sacado en sus pasarelas a modelos con chanclas y calcetines, al más puro estilo Costa del Sol. Sin embargo, hoy venimos a hablar de la moda de llevar zapatillas deportivas con el outfit de ir a trabajar.

Una combinación antaño impensable, ahora ya es de lo más fancy. Diversos diseñadores de moda han dado pie al uso de las zapatillas deportivas desde las pasarelas de alta costura, y ahora todo el mundo juega con sus posibilidades.

Muchas marcas y firmas de low cost de zapatillas deportivas se están basando actualmente en esta moda para sus propuestas y ofrecen una amplia variedad en estilos, colores y estampados que se adaptan a la perfección a todos los looks que puedas imaginar.

Las zapatillas se suelen combinar más con pantalones, pero también se llevan con faldas, cortas o largas, añadiendo al look un toque fresco cargado de cierta rebeldía.

Para acertar con el estilismo, es aconsejable escoger unas zapatillas que tengan un aspecto más urbano que deportivo puro.

Para que el look sea acertado, parte de la clave es suavizar el lado deportivo de las zapatillas combinándolas con prendas no deportivas: una falda larga, una chaqueta formal, un bolso chic, un femenino collar y una cuidada manicura.

Otra manera de llevar las zapatillas es dejándolas que ellas sean las protagonistas, que sean el “statement” de tu look. Lleva ropa más discreta y neutra y deja que las zapatillas hablen por sí mismas.

Las zapatillas con colores distribuidos según la estética color block, las rojas, granates y negras con dorado son opciones con las que acertarás seguro. Las grises con detalles de color en logotipo o cordones también son una buena opción para combinar con tu ropa más casual.

Posts relacionados