5 consejos para combatir el estrés

Si estás agobiado y te sientes estresado, te recomendamos 5 prácticas para reducir el estrés

Aunque resulta difícil definir el estrés, podríamos decir que se trata de un mecanismo de nuestro cuerpo que se pone en marcha cuando nos vemos inmersos en situaciones que superan nuestros recursos.

El estrés acarrea numerosos efectos tanto a nivel psicológico como en el ámbito puramente físico. Algunos de ellos son:

  • Jaquecas y dolor de cabeza. La tensión vivida en momentos de estrés afecta al sistema nervioso y se puede sufrir esta dolencia con más asiduidad.
  • Problemas digestivos. Seguro que has escuchado alguna vez eso de que “las preocupaciones se van al estómago”. A menudo, nuestra rutina alimentaria se ve alterada por el estrés y eso deriva en una problemática, más o menos grave, del aparato digestivo.
  • Ligado a la causa anterior, es frecuente detectar problemas de pérdida o subida de peso asociados a personas que padecen estrés.
  • Insomnio. Cuando nos vemos sometidos a situaciones que nos ponen al límite, es habitual no conciliar el sueño. En este punto, vamos a echarte una mano con estos 8 consejos para dormir mejor.

Si te has sentido identificado con todas o alguna de las consecuencias del estrés, puede que estés sometido a ello.

Saber detectar el estrés es básico para encontrar una solución. Por nuestra parte, y a pesar de que cada persona consigue vencerlo de una manera distinta, nos gustaría darte 5 tips para combatir el estrés:

1. Practica deporte

El ejercicio físico ayuda a liberar melatonina y, mientras lo hacemos, nuestra mente se aleja de pensamientos negativos.

2. Pilates, yoga o midfulness

Otros, en cambio, prefieren centrarse en disciplinas que les ayuden a relajarse y a conectar con su propio cuerpo. El pilates, el yoga o el mindfulness son solamente algunas de las opciones disponibles.

3. Mantén tu cuerpo a raya

Sustancias como el alcohol, el café o el tabaco solo harán que aumentar tu nivel de estrés. Trata de evitar su consumo o redúcelo al máximo. Cuida tu alimentación para mantenerte sano y fuerte. En momentos de estrés todos necesitamos esa energía que nos proporcionan ciertos alimentos.

4. Respétate

Sí, como lo lees: respétate, en el sentido amplio de la palabra. Hay personas que, cuando están sumidas en situaciones de estrés, necesitan estar solas. Por el contrario, otras prefieren mantener su vida social lo más activa posible. Sé consciente de lo que tu cuerpo te pide y actúa en consecuencia. Nadie como tú sabe lo que le conviene.

5. Pide ayuda

Si estás desbordado, no dudes en pedir ayuda a tu pareja, amigos o familiares. Y, si el problema persiste, consulta con un especialista para que pueda darte pautas a tu medida.

Confiamos en que estas recomendaciones te resulten útiles y puedas ponerlas en práctica. Y tú, ¿crees que podrías aportar algún consejo más?