5 trucos para sobrevivir a las barbacoas de verano

Todavía estás a tiempo de no caer en todas las tentaciones

Estamos en plena época de verano: buen tiempo, tardes y noches largas, más vacaciones, amigos… y eso se traduce en un evento al que seguro que ya te han invitado: las barbacoas de verano.

Te surge un dilema complicado de resolver: si vas a todas, acabarás con unos cuantos kilos de más; si decides no acudir, te pueden tachar de antisocial. Ante esto, ¿qué puedes hacer?

1.- Nuestra recomendación: acude a todas las que puedas, al fin y al cabo estamos en verano y es tiempo para disfrutar con los amigos. Eso sí, sigue nuestros consejos para que no se te vaya de las manos.

2.- La previa es importante: habitualmente, antes de que comiencen a aparecer por la mesa los chorizos, el salchichón y las morcillas, hay un momento en el que te ofrecerán cerveza y, posiblemente, patatas fritas. El truco: olvídate de ellas y bebe agua. Las patatas sustitúyelas por la ensalada.

3.- Disminuye la ingesta de pan: sí, es inevitable que comas pan en una barbacoa porque, al fin y al cabo, hay que acompañar a los chorizos y hacer el pringue con los tocinos.

No obstante, reduce la ingesta de pan hasta el mínimo posible. Lo agradecerás después, ya que te sentirás menos pesada.

4.- Carne roja: la carne roja tiene más propiedades que los embutidos procesados. De este modo, si tienes la oportunidad lo mejor es que vayas directamente a por el chuletón a la barbacoa antes que a por los criollos, las salchichas o las costillas.

5.- Verduras: sí, no estamos locos. Aprovecha los rescoldos de la barbacoa para hacerte tu mix de verduras.

Cebolla, calabacín, tomates, e incluso unas mazorcas de maíz pueden ser tus compañeras ideales para surtir de vegetales el evento. Seguro que después de que las hagas más de uno de los invitados se apunta a tu plan healthy.

Posts relacionados