6 consejos prácticos para cuidar tus pies

El cuidado de los pies en verano es fundamental

En verano, nuestros pies requieren un cuidado y mimo extra para combinar bienestar y salud. Los pies, a lo largo del año, se encuentran protegidos bajo calcetines y calzado cerrado, por lo que cuando llega el verano, el choque es bastante intenso. Expuestos a la pérdida de hidratación, al sol, etc., enseguida tienden a estropearse y podemos terminar sufriendo bastante.

Te aconsejamos estos 6 cuidados para que tus pies estén tanto o más saludables como en el resto del año:

Protección solar: Muchas veces a la hora de aplicarnos crema solar, nos olvidamos de nuestros sufridores pies. Ellos también se merecen un poco de crema solar, así que aplícala generosamente y, sobre todo, en el dorso de los pies.

Evita arena caliente: Esto seguro que es más fácil, ya que a nadie le resulta agradable la arena caliente. Lo que hace la arena caliente es evaporar la humedad que se encuentra en la piel de nuestros pies, haciendo que esta se seque y endurezca. Si vas a andar descalza, es muy saludable que lo hagas en arena mojada o en una zona con césped.

Bien secos: Tras darte un baño, asegúrate de secar muy bien los pies, sobre todo entre los dedos y en la zona de las uñas para evitar un exceso de humedad. Esto puede provocar la aparición de hongos, así que dedica bien el tiempo a esta labor.

Límpiate bien: Tras un día de baño, es muy recomendable limpiar bien con jabón tanto pies como chanclas.

Hidrata tus pies: Utiliza cremas específicas para el cuidado de los pies y aplícala tanto antes de salir a la calle con calzado abierto, como a la hora de acostarte. Estas cremas, más que hidratar pie, hacen que el pie no pierda su humedad.

No abuses de las chanclas: Usa las chanclas para ir a la piscina a la playa, pero luego usa calzado adecuado para otro tipo de actividades.

Posts relacionados