Así puedes usar el aceite de coco

Aprovecha las ventajas del aceite de coco para mejorar tu alimentación

¿Alguna vez has pensado en cómo sustituir la mantequilla de los desayunos, o cómo hacer que tus fritos sean más saludables? Con el aceite de coco que puedes encontrar en el supermercado lo puedes hacer de una manera más saludable, e incluso exótica.

El coco es un súper alimento cuya grasa es muy especial, nos aporta ácidos grasos muy saludables para nuestro organismo, fibra, ácido fólico, calcio, magnesio y potasio, además de vitamina B. Además, contiene un 50% de ácido láurico, un componente que elimina infecciones, bacterias y hongos. Te damos 4  ideas para que disfrutes del aceite de coco:

Úsalo para aliñar: en tus ensaladas, puedes sustituir de vez en cuando el aceite de oliva por el aceite de coco. De vez en cuando, ya que el aceite de oliva también tiene maravillosas propiedades. El aceite de coco acelera el metabolismo, convirtiéndose en energía directamente al ser consumido.

Para hacer postres: plantéate sustituir la mantequilla, las natas o el aceite empleados en las recetas de galletas, bizcochos, tartas, etc. por el aceite de coco. Sus triglicéridos de cadena media se comportan diferente a los de cadena larga, metabolizan de otro modo, de tal modo que es beneficioso para el organismo. Es una grasa muy diferente a las que podemos encontrar en carnes o lácteos.

Para freír: el aceite de coco mantiene sus propiedades a pesar de las altas temperaturas a las que lo sometas. Es mejor que freír con aceite de girasol, y aporta un toque diferente de sabor a tus platos. Es bueno para mejorar el colesterol, así que aprovéchalo.

Uso cosmético: y lo divertido es que este aceite lo puedes usar tanto en la cocina como en el tocador o en la ducha. Es perfecto para hidratar la piel y el cabello.

Posts relacionados