Cactus y suculentas, alimentos desconocidos

Si no te has planteado comer cactus, tienes que leer esto

¿Te gusta decorar tu casa con cactus y preciosas plantas suculentas? Son unas plantas muy agradecidas ya que son resistentes, singulares y además desarrollan unas espectaculares flores. Pero lo que quizás no sabías es que algunas especies de cactus y suculentas son comestibles y que además son excelentes para la salud, algunos de ellos siendo aptos como medicamentos naturales.

Contienen gran cantidad de vitaminas y minerales, destacando la C, A, B6 y K, además de calcio y magnesio. También contienen pectina, algo muy adecuado para el control del colesterol y reduce la necesidad de insulina, por lo que es ideal para gente con diabetes. Puedes obtener proteína vegetal y utilizarlos como diuréticos.

4 cactus comestibles, o cuyos frutos se pueden comer

Nopal: sus hojas grandes, planas y de formas ovaladas son características. Muchos de los tipos de cactus comestibles pertenecen a una de las más más de 200 especies de nopal. Es muy apreciado en México, y lo cocinan de muchas y muy ricas maneras. También sus frutos son comestibles, y se les conoce como higo indio o higo chumbo.

Cactus saguarro: muy típicos de los desiertos del sudoeste de EE.UU. y el Norte de México, son estos grandes cactus de brazos alargados que aparecen en las películas del oeste. Es una especie protegida, por lo que el consumo de sus frutos está bastante limitado.

Cereus de noche: es un cactus de hojas largas y carnosas con una llamativa fruta llamada Pitaya o también conocidas como Dragonfruit. Es una fruta que cada vez se está popularizando más gracias a su sabor y su gran cantidad de nutrientes.

Cactus de barril: sus frutos se pueden comer directamente de la planta, ya que no tienen espinas. De hecho se pueden comer sus flores y brotes también.

Posts relacionados