Cuatro tipos de chalecos para el verano

Hazte con un chaleco y llévalo con estilo

Una de las prendas más elegantes del verano y que está de rabiosa actualidad es el chaleco. Esta prenda está arrasando esta temporada de verano, tal como vaticinaron muchas y muy reconocidas marcas que han apostado por esta sencilla pero versátil pieza básica de vestir. Una de las referencias estéticas que ha apoyado esta tendencia es Annie Hall o también el gusto por esta prenda en los 90´s, una época que está siendo revisada en la actualidad a través de la moda.

Además, si ya has vuelto de las vacaciones o todavía no te has ido, el chaleco puede ser la opción ideal para ir fresca pero tremendamente chic y elegante a la oficina. Puedes llevarlo con unos pantalones de vestir y unas sandalias planas, y tendrás un perfecto traje veraniego.

Cuatro tipos de chalecos

Ceñidos: estos son los ideales para lucir con pantalones de traje, ya que se busca el efecto de un traje, pero adaptado al verano. Los podrás encontrar con doble botonadura, simple o también con cinturoncillo a juego. Elegante, clásico, pero con un toque de sofisticación.

Oversize: o de corte largo. Son ideales para llevar con falda o pantalón corto. Hazte con uno o varios de ellos de colores nude, rosados o blanco roto. También puedes optar por el color negro. Dan un aire sofisticado pero menos formal que los que son más cortos. Búscalos de tejidos ligeros perfectos para el verano.

De punto: los chalecos de punto tendrán muchas versiones, desde los chalecos cerrados a modo de camiseta con cuello en pico, abiertos y que lleguen hasta el muslo o muy largos llegando incluso hasta por encima de los tobillos. Se realizan con un punto ligero y fino ideal para el verano, y los colores crudos, neutrales y negros serán los más populares.

De pelo: encontrarás varias opciones, desde cortos a largos, y son ideales para alguna noche fresquita de verano. Puro glam rock, sobre todo si son de color negro. Y si no te gusta el pelo, búscalo con flecos. Triunfarás.

Posts relacionados