Cinco tendencias de vestidos veraniegos

Estas son las tendencias en vestidos veraniegos para este verano

El verano es sinónimo de vestido, ¿no crees? Femenino, fresco y muy cómodo. Perfecto para disfrutar de manera informal de las altas temperaturas o para ir a las fiestas más divertidas del verano. Siendo una pieza clave como es, te vamos a mostrar 5 tendencias de vestidos veraniegos para que puedas escoger los que más te gusten y a la moda:

Blanco: por supuesto, en verano es fundamental. Los colores claros como el blanco son más frescos porque absorben menos el calor, y la frescura y sencillez del blanco siempre luce bien. Además, lo puedes llevar en cualquier ocasión, excepto en una boda (¡a no ser que sea una boda ibicenca!). Es el vestido básico del verano, más que el negro. Además, siempre puedes combinarlo con complementos de otro colores y texturas.

Drapeados: otra tendencia que está arrasando son los vestidos drapeados, y, sobre todo, con un toque de nostalgia años 80. Eso sí, interpretados desde el prisma de la contemporaneidad. Son vestidos generalmente ajustaditos, pero cuyos frunces estratégicamente colocados harán que siempre queden súper favorecedores. También están de moda los vestidos con drapeados cruzados y es uno de los drapeados que más están triunfando en las tiendas.

Flores: otro must es un vestido con estampado de flores. Búscalo con un toque fresco e inocente, que sugiera un romanticismo que te lleve directamente a una pradera de la campiña italiana. Un máximo de delicadeza con volúmenes y mangas vaporosas.

Asimetría: si buscas un vestido que llame la atención y que esté cargado de sensualidad, apuesta por los vestidos de cortes asimétricos. Destacarás por tu originalidad y te verás de lo más sexy.

Oversize: apuesta por vestidos amplios, vaporosos y con vuelo. Busca máxima comodidad y disfruta de los grandes volúmenes sin importarte que se pierda tu silueta. Es una de las tendencias estrella, así que irás cómoda y a la última.

Posts relacionados