Consejos para evitar la incontinencia urinaria

Así puedes evitar la incontinencia urinaria

Un problema que afecta a la mitad de las mujeres, y sobre todo en edad adulta, es la incontinencia urinaria de esfuerzo.  ¿Por qué de esfuerzo? A la hora de hacer un esfuerzo, como puede ser ejercicio en el gimnasio, un estornudo o un ataque de risa es cuando sucede.

3 consejos para evitar la incontinencia urinaria

Refuerza tu suelo pélvico: este es seguramente el mejor consejo para evitar pérdidas de orina e incluso mejorar las relaciones sexuales. ¿Cómo ejercitar estos músculos? Mediante la contractura y relajación de los músculos del suelo pélvico, unos ejercicios que reciben el nombre de Kegel. Si adquieres la costumbre de realizarlos todos los días el resto de tu vida, en unos meses esos músculos estarán en forma y serán capaces de sujetar mejor la vejiga, evitando sustos.

Acude a un experto: puedes recurrir a un ginecólogo o a un fisioterapeuta para que te enseñe los ejercicios y comprueben que lo estás haciendo bien. Lo fundamental es localizar los músculos del suelo pélvico y conseguir contraerlos y relajarlos adecuadamente, posicionando el cuerpo de modo que solo trabajen esos músculos y no los abdominales o los músculos de la espalda. Puedes localizarlos y asimilar en movimiento a la hora de orinar e interrumpir voluntariamente la orina. Ese es el movimiento que se debe hacer.

Sé constante: los ejercicios de Kegel deben realizarse con constancia durante 10 minutos al día todos los días. Se puede hacer de pie, tumbada o sentada. Contrae los músculos 5 segundos y relájalos 10 segundos en varias series de 10 veces. También puedes contraer y relajar rápido, un segundo cada vez, 10 veces. Es muy recomendable hacer los ejercicios al despertar y al acostarse, y siempre con la vejiga vacía.

Posts relacionados