Pechos firmes: cuatro consejos

Consejos para tener unos pechos firmes

Tener unos pechos firmes es algo que todas desearíamos, y hay modos naturales y a nuestro alcance para fortalecer nuestros pechos, que tienden de manera natural a caer con la edad. Esta caída es independiente del tamaño del pecho: es sobre todo una consecuencia del debilitamiento del colágeno, que hace que la sujeción natural se debilite.

Cuatro consejos para unos pechos firmes

Evita cambios de peso bruscos: si adelgazas muy rápido, perderás tejido adiposo, que junto al colágeno, dan forma al pecho. Al perder tejido adiposo tan rápidamente, al cuerpo no le da tiempo a adaptarse de una manera adecuada, y esto hará que la sujeción natural quede perjudicada y pierda eficiencia.

Alimentos que aportan colágeno: ya que el colágeno es fundamental, una buena nutrición que nos lo aporte puede ser una gran ayuda. Puedes consumir (entre otros) pescados azules, lácteos y verduras o frutas de color rojizo.

Ejercicios físicos: lo bueno es que no solo el colágeno va a dar forma y sujeción natural a los pechos, los músculos pectorales también. Así que si va a fallar el colágeno, recurramos a la ayuda extra que nos darán nuestros músculos. Ejercicios como las brazadas nos van a ayudar mucho, pero hay muchísimos ejercicios que puedes hacer para entonar. Nadar, por ejemplo, es estupendo.

Aplica agua fría: no solo el colágeno, el tejido adiposo y los músculos dan forma a nuestros pechos, también la piel que los recubre. Si evitamos y mejoramos la flacidez de la piel de nuestros pechos, también estaremos ayudando a mantener una estructura adecuada. El agua fría aplicada con un masaje estimulará el riego sanguíneo, y esto es muy beneficioso para una piel firme.

Posts relacionados