Cómo distinguir los tipos de quesos

Así puedes distinguir los múltiples tipos de quesos que encontrarás en el mercado

Hay un manjar de origen lácteo a los que pocos pueden resistirse, no solo por su sabor o aroma, sino también por su textura. Y este manjar son los quesos que puedes encontrar en tu supermercado de confianza, un alimento de origen humilde y muy antiguo, que según sea su proceso de maduración u origen de la leche tendrá una personalidad u otra, llegando hasta más de 2000 variedades en el mundo.

Pero entonces, ¿cómo podemos hacer para distinguir tantos tipos de quesos? Pues según su origen, elaboración, tipo de corteza etc., los podemos diferenciar, por lo que vamos a hacer una pequeña introducción según tres clasificaciones:

Según el origen de la leche: el queso es de origen animal puesto que se cuaja a partir de la leche de diferentes mamíferos. Entre ellos, la leche de vaca, que al ser la más producida da origen a los quesos más comunes: Gouda, emmental, etc.

El queso de oveja es muy rico en nutrientes, vitaminas y minerales y es el queso más nutritivo de todos: entre sus variedades están el Manchego, el Roquefort o el Idiazábal. El de cabra tiene más ácidos grasos y un sabor más intenso: destacan el queso feta, Crottin, etc., y, para finalizar, está el de búfala, un queso suave, dulzón y muy blanco: encontrarás aquí el queso mozzarella, que es el más popular. No nos olvidemos de mencionar el de mezcla de diferentes leches, que son quesos cremosos como el Cabrales.

Según su proceso: según el modo en el que el queso se elabora encontramos quesos frescos y madurados. El fresco se caracteriza por una fermentación de muy poco tiempo de leche pasteurizada a la que se le retira poca cantidad de suero, resultando quesos húmedos y de consumo más rápido: Burgos, Mascarpone… en cambio el madurado fermenta durante más de 30 días: por ejemplo el queso Munster.

Según su cantidad de grasa: desde el extra  graso al magro. Es decir del 60% al 10% de grasa respectivamente, siendo el queso fresco o el requesón ejemplos de magro y el Cabrales o el de tetilla ejemplos de grasos.

Posts relacionados