Practica HIIT para ponerte en forma más rápido

Cada vez queda menos tiempo para el verano. Prueba con este tipo de entrenamiento

Van llegando las fechas críticas en las que toca lucir palmito en la playa o en la piscina y, cada vez más, te das cuenta de que queda muy poco tiempo y la Operación Bikini hay que comenzarla rápidamente. Si no tienes demasiado tiempo, entonces lo tuyo es el HIIT: ejercicios interválicos de alta intensidad.

Este tipo de ejercicios tienen una serie de ventajas respecto a otro tipo de ejercicios. Por ejemplo, se tarda muy poco tiempo en hacerlos aunque, eso sí, vas a sufrir más que si hicieras unos más largos.

Y ahí es donde está el truco, en que al poner el corazón a tope en poco tiempo, el metabolismo se queda activado durante más tiempo incluso una vez hayas acabado de entrenar.

Pero… ¿qué significa poner tu corazón a tope? Para ello primero has de hacer un simple cálculo, el de tu frecuencia cardiaca máxima. La fórmula es, para hombres: 220 – (tu edad actual)= Frecuencia Cardiaca Máxima. Por ejemplo, si tienes 40 años, tu FCM será de 220-40= 180. Para mujeres es igual solo que en vez de 220 has de hacerlo con 226.

Una vez sepas este dato, sabrás hasta dónde pueden llegar tus pulsaciones en el entrenamiento. Un pulsómetro a la hora de entrenar te va a venir muy bien para saberlo en tiempo real. A la hora de hacer HIIT lo que se busca es llegar al 80% – 95% de esa FCM. En el ejemplo de los 180, tendrías que entrenar entre 144 y 171 pulsaciones.

Algunos de los ejercicios más típicos de los entrenamientos HIIT son, por ejemplo, hacer spinning pero no de manera estándar, sino a tope durante 40 segundos, bajando el ritmo durante un minuto, y volviendo a la carga durante unas cuantas repeticiones.

O, si lo tuyo es salir a correr, también puedes hacer sprints de unos 100 metros, recuperar el pulso y volver a sprintar durante unas cuantas series.

Posts relacionados