Kéfir: qué es y cómo puede ayudarte

Kéfir: el probiótico de moda del que todo el mundo habla. Te explicamos qué es y qué beneficios aporta

¿Qué es el kéfir?

Seguramente hayas oído hablar de él, ya que es el probiótico de moda. El kéfir es un producto lácteo procedente de la región del Cáucaso y similar al yogur, pero más líquido y de mayor acidez.

A grandes rasgos, podemos decir que el kéfir mejora las defensas del organismo y facilita la digestión. Pero eso sería dejar muchas de sus propiedades en el tintero, porque es un alimento rico en triptófano, calcio, magnesio, fósforo, proteínas y vitaminas B y K. Con todo ello, nos ayudar a modular el sistema inmunitario, el metabolismo y la flora intestinal.

Además, contiene menos lactosa que otros lácteos, lo que lo convierte en la opción perfecta para personas que padecen esta intolerancia.

¿Cuáles son los beneficios del kéfir?

Si todavía estás pensando porqué debes incluir el kéfir en tu alimentación, vamos a darte unas cuantas razones:

  • Reduce la presión arterial y las concentraciones de colesterol, así como las de triglicéridos.
  • Al contener vitamina K2, evita el riesgo de osteoporosis y descalcificación, otorgando más fortaleza a nuestros huesos y, por consiguiente, evitando posibles fracturas o lesiones.
  • Es un refuerzo natural para las defensas.Sus vitaminas y minerales son de gran ayuda a la hora de fortificar nuestro sistema inmunitario.
  • Gracias a sus propiedades antinflamatorias, también se recomienda para tratar reacciones alérgicas o asma.
  • El kéfir evita la acumulación de grasas en nuestro cuerpo y, por ello, se incluye en muchas dietas para perder peso.

¿Cómo consumirlo?

El kéfir se puede consumir de manera habitual dentro de las raciones de lácteos diarias recomendadas, alternándolo con otros productos lácteos como el yogur, el queso, la cuajada…

Existen muchas formas de prepararlo: solo o acompañado de fruta cortada, semillas o frutos secos, o incluso como ingrediente de algunas salsas.

¿Dónde podemos comprar el kéfir?

Aunque muchas personas optan por elaborarlo en casa, cada vez son más los hipermercados que comercializan este producto.

Y tú, ¿ya lo has incluido en tu dieta?