Seis cuidados básicos para tus labios

Cuida mejor de tus labios con estos sencillos consejos

Los labios son una de las zonas más delicadas del rostro. Su epidermis es muy fina, no tienen glándulas sudoríparas ni sebáceas y carecen de melanina para protegerse del sol, por lo que requieren cuidados y productos específicos para mantenerlos perfectos. Te damos seis claves para que estén siempre sanos:

Hidrátalos: lo mejor es optar por una crema hidratante específica para labios. Hay ciertos ingredientes muy deseables: la manteca de cacao o karité, el aloe vera y la vitamina E.

Protégelos del sol: nos preocupamos mucho en aplicarnos crema solar en todo el cuerpo y nos olvidamos de nuestros delicados labios.

Es fundamental conseguir una barra labial protectora con filtro UV y aplicarla todas las veces que quieras. Como mínimo media hora antes de la exposición al sol y antes también de usar un pintalabios. Es fundamental aplicarlo tras los baños en la playa o en la piscina (asegurándonos de secarlos bien antes).

Fuera tics: no debes nunca tirar de las pielecillas secas que se forman en los labios deshidratados, ni morderlos. Tampoco es conveniente humedecerlos constantemente con la lengua, ya que la saliva también contribuye a que se sequen. Si quieres humedecerlos, mejor aplica agua.

Bebe agua: la hidratación siempre empieza desde dentro, así que asegúrate de beber mucho líquido, sobre todo en verano y cuando haces deporte, para compensar la pérdida de agua por sudoración.

También debes tomar muchas frutas y verduras, que hidratan y aportan vitaminas necesarias para la antioxidación y la regeneración celular.

Exfolia tus labios: se recomienda hacerlo una vez al mes con productos específicos y de manera muy delicada. También puedes optar por remedios caseros, como aplicar crema hidratante delicadamente en círculos sobre los labios con un cepillo de dientes suave.

Límpialos: antes de dormir, límpialos con un desmaquillante delicado para eliminar restos de maquillaje o pasta de dientes.

Posts relacionados